Obras en verano: el mejor momento para invertir en una reforma

¿Es buena época el verano para plantearse una reforma?

Seguramente esta  pregunta está rondando tu mente.

¿Quieres reformar el baño, la cocina, o realizar una  reforma integral? ¿Has ido aplazándolo y ahora te preguntas si este es un buen momento?

Sin duda alguna lo es. El periodo estival es el mejor aliado para afrontar una reforma, si bien,  hemos de valorar algunos aspectos intrínsecos y particulares a tener en cuenta en este período.

Te comentamos a continuación las claves y reformas esenciales que se llevan a cabo durante el período estival.

¿Quieres conocerlas? ¡Vamos a ello!

1.- Da color a tu hogar.

Los meses de Junio, Julio y Agosto son los ideales para renovar tu casa y darle un nuevo toque veraniego. ¿Cansado del color blanco? Apuesta por colores turquesa, azules,…con sabor a Mediterráneo.

Verdes esmeralda con toques piscina o verdes lima ofrecerán a tu casa un mundo nuevo de sensaciones. No tan sólo darán mayor amplitud a tu hogar, generando mayor sensación de espacio, a su vez  afectarán directamente a tu organismo y a tu estado de ánimo. Te sentirás mejor, tú y toda tu familia.

Un leve cambio, pero perceptible puede ser la diferencia entre lo que ya conoces y lo nuevo.

Toma buena nota de las tonalidades y novedades que todas las marcas de pintura ofrecen durante el período estival. ¡Quedarás asombrado!

Pero ya sabemos que como en todo está el agorero de turno que te dirá: ¡De los colores te cansas antes!

Un buen truco para ello, puedo pintar a media altura o rebajar tonalidades en zócalos, por ejemplo.

2.- Permisos y normativa

Si tu idea es emprender una reforma que necesite permisos,  ten en cuenta los periodos vacacionales de municipios y organismos oficiales. Por ello, estructura y organiza tu reforma para no llevarte sorpresas de última hora.

Infórmate de horarios de apertura de los diversos organismos municipales y las formas de obtener los permisos pertinentes.

Ten en cuenta, que por ejemplo se puede necesitar un permiso municipal para gestionar las siguientes reformas:

  1. Modificaciones en la distribución de tu casa.
  2. Modificaciones en la estructura de tu hogar.
  3. Reformas que impliquen modificación de elementos comunitarios.
  4. Ampliación de la superficie de tu vivienda.
  5. Conservación de instalaciones y cubiertas.

Sin obviar las tasas e impuestos que pueden imponerse en dichas reformas.  Infórmate  con anterioridad y no te decidas en el último momento. Una buena planificación te ayudará a realizar tu proyecto con éxito.

3.- Terrazas y cerramientos

El periodo veraniego es sin duda el ideal para afrontar la reforma de la  terraza. Esa parte del hogar que ha quedado un tanto olvidada durante los meses de invierno y que ahora en verano se nos antoja totalmente imprescindible.

Esas largas charlas con amigos, familia, … no serían lo mismo sin tu terraza de fondo ¿verdad?

Un punto esencial para iniciar su acondicionamiento es la colocación (por ejemplo) de un suelo de madera exterior. Este tipo de madera es ideal para soportar las inclemencias del tiempo. Son muy resistentes a la lluvia y al desgaste natural por tránsito.

Una vez acometido el punto inicial, hemos de tener muy en cuenta la iluminación de la terraza. Al igual que en el resto de estancias de nuestro hogar,  la iluminación ha de ir en consonancia con el mobiliario utilizado. Siempre hemos de colocar luces mirando hacia abajo para iluminar y dar vida al suelo de nuestra terraza.

Decoraciones, zen, minimalistas o rústicas  nos darán el ambiente ideal que deseamos.

Por último hemos de pensar en mejorar la intimidad de nuestra terraza. Para ello existen una diversidad de cerramientos, tanto en madera o cristal, que además de ser funcionales otorgan una decoración extra a tu hogar.

Planifica el espacio y elige la carpintería exterior más adecuada. Puedes combinarlas con un cristal si así lo deseas.

Las ventajas de dicho cerramiento son muchas y variadas. Por un lado amplían el espacio útil de tu hogar sumando metros cuadrados a tu vivienda. Por otro lado aumentarás sin duda en rentabilidad. Ahorrarás más de un 30% en climatización, tanto frío como calor, alargarás la vida de tus muebles de exterior, y aumentarás al final el valor de tu vivienda.

4.- Jardines y balcones

Si no disponemos de terraza nuestros pequeños jardines o balcones pueden ser nuestro espacio veraniego por excelencia.

Podemos transformar esas pequeñas estancias en lugares relajantes, esos espacios que vistos desde nuestro hogar nos ayuden a desconectar, a vivir la naturaleza aunque nos encontremos inmersos en la plena vorágine urbanista.

Detalles, mobiliario, luces, pueden hacer de nuestros jardines y balcones un verdadero oasis.

Nuestra casa, es nuestro hogar y al final una pequeña o gran reforma consigue sin duda mejorar nuestra calidad de vida.

¿Se puede pedir más?

Y tú, ¿estás pensando en realizar una reforma este verano?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *